domingo, 15 de junio de 2014

Capitulos 18º 19º y 20º

CAP 18.-
Tu: ¿Quieres saber lo que yo soñé? -como él no respondió, _____ sonrió-. Lo tomaré como un sí. Habíamos ido una noche de verano a comprar un helado a Creamy Cone. El mío se estaba derritiendo por el camino y tú te habías olvidado de las servilletas como siempre.
Tom: No siempre.
Tu: Casi siempre. De todas formas, yo me manché y no quería ir a casa así, así que decidiste que la única solución era que me lamieras el helado. Como por arte de magia aparecimos en la orilla del río y estábamos sentados en la arena de nuestro rincón favorito. Tú empezaste a limpiarme como un gato y entonces... empezaste a besarme en vez de chuparme y... me desnudaste... -se preguntó cuántos detalles más debería incluir, pero se sentía deshonesta si no lo contaba todo-. Me besaste los senos y yo te dije que me sorprendía que quisieras hacer eso. Y entonces, cuando por fin íbamos... bueno, me desperté.

Tenía el corazón desbocado cuando terminó de contar el sueño y recordó exactamente lo que había sentido en aquel sueño, toda ardiente y fundida como el mismo helado. Desde luego, estaba con el estado de ánimo adecuado para un beso. Y para más de un beso. Tom paró la furgoneta y apagó las luces y el motor.

Tom: ¡Vaya sueño!
Tu: Ahora cuéntame el tuyo
Tom: Quizá más tarde.
Tu: ¿Se parecía en algo al mío?
Tom: No.

El silencio se fue haciendo más intenso. El aire acondicionado estaba apagado, pero el calor exterior no había penetrado en el coche. El calor que _____ sentía venía de dentro de ella y estaba a punto de hacer algo, pero no sabía si debía ser Tom el que diera el primer paso. Por el rabillo del ojo lo vio mirando al vacío. Parecía hipnotizado. Al final decidió decir algo.

Tu: ¿Y ahora qué?
Tom: Dame un minuto. Después, pondremos la manta en la parte trasera.
Tu: ¿Te sientes mal o algo así?
Tom: No, me siento excitado.
Tu: ¿De verdad? -miró a sus pantalones, pero estaba demasiado oscuro-. Bien. ¿Ha sido mí sueño lo que te ha excitado?
Tom: Claro. Pero probablemente ya sabrías lo que pasaría después de lo que has leído sobre las fantasías.
Tu: No, no lo sabía -se sentía encantada consigo misma-. Me preguntaba si te reirías.

Tom lanzó un gemido.

Tom: Supongo que no me conoces tan bien como crees, entonces.
Tu: Entonces... ¿realmente me deseas ahora?

Tom volvió la vista hacia ella.

Tom: Sí. De verdad. Vaya sorpresa, ¿verdad?
Tu: ¡Oh, Tom! -se llevó la mano al corazón-. ¡Eso me hace sentirme tan bien!

Él esbozó una lenta sonrisa.

Tom: Supongo que esto no va a ser tan difícil como pensábamos.

Ella le devolvió la sonrisa.

Tu: Supongo que no. ¿Quieres que ponga la manta en la parte trasera y te espere?

Tom inspiró con fuerza.

Tom: Ya estoy bien. Espera aquí.
Tu: Saldré a ayudarte.
Tom: No quiero que pises una serpiente con esas sandalias.
Tu: ¡He vivido aquí toda mi vida, Tom! -dijo agarrando la manta-. Desde luego qué sé mirar bien antes de salir de un vehículo por la noche en medio de ninguna parte.
Tom: ¡Eh! -Tom se volvió para mirarla-. ¿Es que no puedes actuar de tímida mujercita unos minutos para darle a un chico la oportunidad de ser el macho valiente? Es bueno para su ego.
Tu: ¡Oh! -sonrió y cerró la puerta de nuevo -. De acuerdo, pero creo que es una tontería.

Él sacudió la cabeza. 

CAP 19.-
Tom: Quizá esto vaya a ser tan difícil como creíamos.

_____ siguió sentada mientras Tom daba la vuelta a la furgoneta y abría la puerta, aunque esperar a que él se hiciera cargo de las cosas no era su estilo. Pero si eso le hacía sentirse más romántico obedecería.
Tom le tendió la mano.

Tom: Llevaré primero la manta y volveré a por ti.
Tu: Puedo yo llevar la manta.
Tom: _____...
Tu: De acuerdo, señor macho, pero esto es una tontería. Podríamos hacerlo de un solo viaje.
Tom: Sí, si buscáramos la eficacia, pero yo busco un efecto diferente.

Tom fue hasta la parte trasera, abrió la portezuela y trepó dentro.

_____ escuchó cómo colocaba la manta. Un par de años atrás, había instalado una colchoneta allí y ella se había preguntado si tendría que ver con su vida amorosa. Ahora estaba bastante segura de que sí.
Tom saltó y volvió a su lado.

Tu: ¿Puedo poner mi delicado pie en el suelo?
Tom: Todavía no. ¿Te han sacado en brazos alguna vez de una furgoneta?
Tu: Desde los seis años no. En cuanto supe hacerlo por mi cuenta, me pareció una completa tontería ya que... ¡Uau! -exclamó cuando él la levantó por la cintura.

De forma instintiva, _____ le rodeó el cuello con los brazos y él la dejó acomodarse con un movimiento sensual y lento. El calor la asaltó al sentir la fricción de su cuerpo contra el de ella como una sensual caricia. Al final, sus pies descansaron en el suelo y lanzó un suspiro.
Tom la mantuvo abrazada y bajó la vista hacia ella.

Tom: ¿Te ha parecido tonto?

Completamente absorta por la experiencia de haber estado abrazada a él de forma tan íntima, _____ sacudió la cabeza.

Tom: ¿Crees que estás lista para un beso?
Tu: ¡Oh! No lo sé.
Tom: Vamos a intentarlo.

Atrayéndola con un brazo por la cintura, le apartó el pelo con suavidad de la cara con la otra mano.
Ella ya había visto aquella parte tierna de él, sobre todo con los animales o cuando ella se había hecho daño. Pero esa caricia sensual no iba destinada a tranquilizarla, sino a excitarla. Y lo estaba consiguiendo de forma admirable. Estaba temblando tanto, que se preguntó si conseguiría mantenerse en pie.

Tom: Estás nerviosa.
Tu: Sí.
Tom: Yo también.

Tom siguió acariciándole el pelo antes de dibujarle los contornos de la cara con la punta del dedo para acabar en su boca, que dibujó con gran cuidado.
_____ alzó la vista hacia él para intentar ver su expresión en la luz del crepúsculo.
Tom le abarcó la mejilla.

Tom: La última vez que te toqué así, te estaba poniendo un trozo de hielo en el ojo, donde te había dado la pelota de béisbol.

_____ apenas podía distinguir su sonrisa en la penumbra.

Tu: No me tocaste así -murmuró.
Tom: ¡Claro que sí!

Tom deslizó la mano hasta su barbilla y la atrajo más hacia sí.

Tu: No, eras más áspero. Estabas enfadado conmigo.
Tom: No, estaba enfadado conmigo mismo. Yo fui el que tiró esa pelota.
Tu: Y yo la que la rebotó.
Tom: Hum. Tu boca está muy sexy cuando dices rebotó.
Tu: Si ni siquiera puedes verme la boca.
Tom: Sí puedo. Queda un poco de luz y por eso te he ladeado la cabeza. Para poder verte la boca. Di la palabra de nuevo.

CAP 20.-

Tu: Estás loco.
Tom: Sí -la atrajo aún más-. Di la palabra para mí, _____.
Tu: Rebotó.
Tom: Otra vez.
Tu: Rebotó.

Sus labios rozaron los de ella y en ese instante, _____ supo que el mundo que había conocido había dejado de existir. Porque ahora estaba besando de verdad a Tom y nada volvería a ser lo mismo.
_____ había sido la fruta prohibida tanto tiempo que cuando Tom posó los labios sobre los de ella, casi esperaba que un relámpago rasgara el cielo. En vez de eso, sus labios aterciopelados lo recibieron de una forma tan completa, que lo echó para atrás con el corazón desbocado. Maldición, aquello iba a estar muy bien. Demasiado bien. Un hombre podría perderse con un beso así.

Tu: ¿Tom? -susurró ella-: ¿Pasa algo?

Con un gemido, él volvió a su boca concentrándose en el beso y al diablo con las consecuencias. Pero tenía la inquietante sensación de que aquello le costaría más de lo que nunca hubiera imaginado.
Porque su boca encajó en la de él a la perfección. No tuvo que pensar en que estaba besando a _____, porque fue tan sencillo como respirar. Ella se abrió a él como si lo hubieran estado haciendo durante años. Y él aceptó su invitación sin vacilar, paladeando su sabor, su calor y su deseo.
La alegría lo embargó cuando ella respondió apretándose más contra él y gimiendo con suavidad mientras le hacía el amor a sus labios. Tom pensó en los años que había perdido. Pero allí la tenía ahora, viva y cálida en sus brazos y dispuesta...
Muy dispuesta. Cuando se amoldó contra él, Tom pudo sentir sus pezones, erectos y excitados, contra su pecho. Su propia erección le tensaba los pantalones. Si no paraba enseguida, violaría los términos del acuerdo de esa noche y le haría el amor allí mismo en el suelo del desierto.
Con gran esfuerzo, se apartó con la respiración jadeante. El sol ya había caído y apenas podía ver la cara de _____. Le hubiera gustado poder ver el deseo dibujado en su cara, pero quizá fuera mejor así.

Tu: Me ha... gustado eso -susurró ella con la respiración tan jadeante como la de él.
Tom: Sí -le frotó la espalda mientras las chicharras empezaban su canto-. A mí también.

_____ enroscó los brazos alrededor de su cuello y se apoyó contra él.

Tu: ¡Estás excitado de nuevo! Lo noto en tu voz.
Tom: Cualquier hombre se excitaría si lo besaras así.
Tu: ¿He sido demasiado... desinhibida? -Preguntó ella preocupada
Tom: Dios, no. Has estado estupenda.
Tu: Me lo preguntaba porque normalmente no me excito tanto...

A Tom le encantó oír aquello.

Tom: ¿De verdad?
Tu: No me suele pasar la primera vez que beso a alguien. Eres... hum... muy bueno en este asunto de besar. Supongo que será la práctica lo que te da la técnica.
Tom: Eso no ha sido técnica -le encantaba deslizar los dedos por su pelo-. Ha sido... no lo sé. Me has inspirado, supongo.
Tu: ¡Oh! -exclamó ella con satisfacción.

Tom empezó a desear besarla de nuevo y, aunque sabía que no llegarían hasta el final, su entusiasmo por el siguiente paso no decayó.

Tom: ¿Lista para subir a la parte trasera?




HOLA!!! BUENO, AQUI ESTOY DE NUEVO MOLESTANDO :D JAJAJA LO SE ODIENME PORQUE NO AGREGE EN VARIOS DIAS :(( ES QUE EH ESTADO CON MUCHA TAREA, LO SIENTO ENSERIO, A MI NO ME GUSTA DEJAR SIN CAPS LO JURO :(( PERO LAS TAREAS ME LO IMPIDEN, EL TRABAJO TAMBIEN PFF ODI TRABAJAR D: PERO EN FIN, PARA COMPENSARLAS LES AGREGE 3 CAPS ... SOY MUY BUENA LO SE xD ... BUENO ME DESPIDO Y GRACIAS POR SUS COMENTARIOS :)) BIENVENIDA A LA NUEVA CHICA QUE COMENTO :)) LAS QUIERO UN CHINGO 

4 comentarios:

  1. Awww el esperado BESO!! *.*
    Ay y falta que suban a la parte trasera!!
    Esto se pone buenoo. Esto se pone caliente hahahahahaha.
    Me encantaa. Siguelaa Virgiii porfaaa :D

    ResponderEliminar
  2. :O por fiin se besaron, jajaja hay q risa me da Tom, me encanto espero el proximo virgiii ahora vendrá la parte ardienteee...!!!!

    ResponderEliminar
  3. Ayyyyy por favorrrr que bonito el beso*-* es preciosooooo me encanta esta novela
    Sigue por fisssss

    ResponderEliminar
  4. y se queda ahí ¡JUSTO AHÍ! ¿por qué? D: pero bueno estuvieron geniales ^0^
    y no te preocupes te entiendo las tareas son tan odiosas >-<
    pido disculpas por no haberte comentado pero es que estoy en exámenes finales y traigo una presión terrible, pero bueno aquí estoy, dejo mi comentario me encanto , espero el próximo capitulo o maratón :33 ahora si me retiro a estudiar para mi examen de literatura

    cuídate mucho
    que estés bien
    Bye ^-^/

    ResponderEliminar