domingo, 25 de mayo de 2014

Capitulos 4º y 5º

CAP 4.-
Lo habían pasado de maravilla y Tom hasta había pensado en pedirle que saliera con él en serio. Estaba tan bonita con aquel traje amarillo, que se le había secado la garganta y para su sorpresa, se había excitado un poco cuando habían bailado. Hasta había estado a punto de besarla en la pista de baile, pero había recuperado la razón pensando en lo que le harían sus hermanos si la tocaba siquiera. Y además, besarla hubiera sido como besar a su hermana.
Ella seguía mirando al río.

Tu: Tom, yo...
Tom: Yo también -la atajó para que no pusiera en palabras lo que él mismo sentía
Tu: Oh, no lo creo. El asunto es, Tom... que todavía... soy virgen.

La sorpresa fue tal, que Tom se atragantó con la paja que estaba mordisqueando y empezó a toser con violencia. Cuando las palmadas de _____ no consiguieron calmarlo, ella se acercó al río con su sombrero y lo llenó de agua.

Tu: Bebe.

Tom bebió y se quitó el sombrero para echarse el resto del agua por encima de la cabeza. Cuando se sacudió el agua de los párpados e inspiró con fuerza, se sintió algo mejor.
Ella seguía arrodillada frente a él cuando tuvo el valor de mirarla.

Tom: ¿Y qué? -preguntó con voz cascada.
Tu: Que tengo veintitres años.
Tom: ¿Y?

Sabía que su respuesta carecía de ingenio, pero tenía bloqueado el cerebro. Lo cierto era que si se hubiera puesto a pensar en el asunto, habría llegado a la conclusión de que _____ debía de ser virgen. Sus hermanos la habían acorazado desde el momento en que había entrado en la pubertad.

Tu: Que no puedo ir a una gran ciudad así. No puedo ser consejera de unas chicas que probablemente ya lo habrán experimentado a los trece años.
Tom: Ya entiendo.

Y de forma demasiado gráfica. Estaba pensando en la horrible posibilidad de que le pidiera a él que se encargara de solucionar el problema.

Tom: Pues yo creo que puedes ir perfectamente a Nueva York sin... experiencia. La castidad está en auge últimamente. Podrías ser un modelo para ellas.
Tu: ¡Oh, Tom! ¡Yo no quiero ser ningún modelo de castidad! Yo no elegí ser virgen por algún convencimiento profundo. Sabes tan bien como yo que la culpa de todo esto la tienen mis hermanos.

Sus hermanos. Dios, le arrancarían la piel a tiras si le pusiera un solo dedo encima.

Tom: ¡Pero tus hermanos no van a ir a Nueva York!

En cuanto lo dijo, supo que había caído de la sartén al fuego.

Tu: No, y ése es el otro asunto. Estaré sin tener ni idea del sexo y sola en una ciudad abarrotada de hombres sofisticados. Si lo que quieres de mí es que me tire a los pies del primer truhan de ciudad que me tome por una boba por no saber nada...

Aquella era una trampa mortal. Y que lo ahorcaran, si no se sentía tentado.

Tom: Por supuesto que no, pero...
Tu: Necesito a un hombre agradable, Tom. Alguien que me pueda resolver este problema antes de irme.

¡Oh, Dios! Iba a pedírselo a él. El corazón se le desbocó y se preguntó si tendría valor para rechazarla.

Tom: Escucha, _____. No sabes lo que estás diciendo.
Tu: Sé exactamente lo que estoy diciendo y tú eres la única persona en quien puedo confiar para encontrar a ese hombre.

CAP 5 .-

Tom: ¿Estas loca? -. Se puso de pie con tal brusquedad, que empujó sin querer a _____. Lo único peor que imaginarse a sí mismo involucrado en aquella sucia idea era imaginarse a _____ con otro tipo-. Lo siento.

Se inclinó para darle la mano y ayudarla. En cuanto estuvo de pie, le soltó la mano aprisa y ella se sacudió la parte trasera de los pantalones.

Tu: Tom, por favor. No puedo ser virgen toda la vida.
Tom: ¿Por qué no?

Sabía que no estaba siendo razonable, pero no podía evitarlo. Y maldita fuera, ahora se había sorprendido mirándola sacudirse el trasero y pensando en que era muy bonito. Maldición.
Ella suspiró y bajó la cabeza.

Tu: ¡Confiaba tanto en tu ayuda!
Tom: Oh, Dios -no sólo estaba teniendo pensamientos inapropiados acerca de ella, sino que ahora sentía que la estaba abandonando-. _____, sabes que haría cualquier cosa del mundo por ti, pero no creo que esto funcione.

Ella alzó la cabeza con la esperanza brillando en sus ojos negros y Tom dio un paso atrás.

Tom: No me mires de esa manera.
Tu: Así es como lo haremos. Nos estrujaremos el cerebro con las posibilidades y sacaremos una lista reducida. Entonces tú podrás enterarte si los chicos están saliendo con alguien porque no quiero romper ningún...
Tom: ¡Uau! -el pánico le asaltó-. Nunca he dicho que lo haría.
Tu: Has dicho que harías cualquier cosa por mí.
Tom: ¡Cualquier cosa menos buscarte un amante! -sólo pronunciarlo le daba escalofríos. Había hecho tantos esfuerzos por no pensar en _____ nunca de forma sexual... Y ahora habían caído todas las barreras. Por primera vez, se fijó en cómo la camiseta se tensaba contra sus senos y en la incitante curva de sus caderas-. Creo que eso es un poco más de lo que una persona razonable podría esperar, ¿no te parece?
Tu: ¡Es perfectamente razonable! ¿Por qué iba a buscar por mi cuenta para acabar con algún torpe lerdo que haga que mi primera experiencia sea una pesadilla cuando puedo confiar en tu consejo y pasar un buen momento?

Tom no podía pensar mientras tenía la imagen de _____ pasando «un buen momento».

Tu: ¿Lo ves? -esbozó la sonrisa de superioridad que siempre ponía cuando ganaba algún juego-. Tienes que admitir que tiene sentido.
Tom: No tengo que admitir nada. ¿Por qué no te ayuda una de tus amigas? Pensé que las mujeres hablan de los chicos todo el tiempo.
Tu: Sí, pero tú eres mejor fuente de información -se metió las manos en los bolsillos-. Tú has salido con más chicos que nadie a quien yo conozca. Sabes lo que las mujeres dicen de un chico y has tenido la oportunidad de conocerlos en persona y saber cómo son. Y además, no confío en nadie tanto como en ti.

Tom tragó saliva. No sabía cómo negarse. Y le gustaría que no siguiera así de pie, con las manos en las caderas y el pecho alzado hacia adelante. No le gustaba. De acuerdo, le gustaba demasiado.

Tu: Tom.

_____ se adelantó y posó la mano en su brazo.
Él intentó no dar un respingo. Ella le había tocado un millón de veces y nunca había significado nada. Hasta ese momento.

Tu: Escucha, Tom. Tú me sacaste el primer diente, ¿recuerdas?
Tom: Es un caso diferente.
Tu: Y me enseñaste a conducir. Y me diste mi primer trago de whisky.
Tom: Me lo suplicaste y después vomitaste.
Tu: Y tú me sujetaste la cabeza. Verás en todos esos momentos importantes de mi vida, tú estabas allí para guiarme.
Tom: Esto es diferente.
Tu: No, si dejas de ser tan puritano.
Tom: Yo no soy...
Tu: ¿Qué te parece Donny?
Tom: ¿Donny Beauford? -lanzó un bufido desdeñoso-. No puedes hablar en serio.
Tu: ¿Por qué? ¿Qué tiene de malo Donny?

Tom no podía explicarlo exactamente, sólo que cuando pensaba en Donny en un abrazo íntimo con _____, la piel se le erizaba. Miró hacia el sicómoro antes de mirarla a ella.



HOLA!!! BUENO ... AQUI ESTA OTRO CAPS ... ESPERO Y LES GUSTE :)) BUENO YA SABEN, SI VEO MAS DE 2 COMENTARIOS LES AGREGO SINO NO ... ADIOS 

3 comentarios:

  1. Que tentador para Tom!!
    En que momento él se ofrecera como candidato o las cirscuntancias lo harà estar juntos!?

    Siguelaaa me encanta *.*

    ResponderEliminar
  2. Me encanto, Que le dirá Tom a (Tn)? se negara ayudarla o le dirá que el mismo podrá hacerlo con ella??? me mata la curiosidad sube mañana please me fascino el cap espero que le diga que el la ayudara pero que lo hará el mismo jajaja..

    ResponderEliminar
  3. ah ya le agarre la onda xP ella es la tentación para Tom, ö aohari ¿que va a pasar? aaaauuu ojala y Tom no se niegue XD (digo ojala porque así puede evitar que (tn) consiga su objetivo)

    bueno ahora me retiro, espero leer el próximo muy pronto
    cuídate mucho
    bye ^w^/

    ResponderEliminar