sábado, 9 de agosto de 2014

Capitulos 59º 60º 61º y 62º

CAP 59.-
Sólo había una cosa que Tom podría decir para aplacar a sus hermanos, y era que estaban comprometidos, pero no iba a hacerlo. Metiendo el traje de harén en un cajón, se pasó un cepillo por el pelo y salió descalza al pasillo.
Rhino sonaba furioso.

Rhino: ¿O sea que me estás diciendo tan tranquilo que te aprovechaste de la inocencia de nuestra hermana?

En absoluto, pensó _____ preguntándose qué habría dicho Tom.

Tom: Eso es exactamente lo que estoy diciendo -dijo con tono más bajo y controlado-. Y si no lo hubiera hecho yo, lo habría hecho cualquier bastardo de Nueva York. No podía ser virgen para siempre, maldita sea. La convencí de que debía prepararse antes de salir para la gran ciudad.
Hammer: ¡Que la convenciste? -gritó -. ¡La sedujiste, querrás decir! Esa pobre chica no tenía una sola oportunidad.

_____ entró apresurada en la habitación.

Tu: Sí que tenía una oportunidad. Yo...
Tom: _____ - se dio la vuelta hacia ella-. No puedes asumir la responsabilidad de esto. Yo me aproveché de tu falta de experiencia. Tan simple como eso.
Tu: ¡Desde luego que no! -comprendió que estaba intentando protegerla, pero no podía dejar que lo hiciera. Si quería una oportunidad de salvar la relación con sus hermanos, la verdad tenía que salir a la luz-. No sé lo que les ha contado, pero todo este proyecto de verano fue idea mía. Decidí en junio que quería perder la virginidad antes de irme a Nueva York.

Rhino y Hammer la miraron anonadados.

Rhino: ¿Pro... proyecto de verano?

Tom lanzó un bufido.

Tom: No la escuchéis. Ya conocen a _____. Siempre se inventa las historias más increíbles para protegerme. Lo está haciendo de nuevo.
Tu: ¡No lo estoy haciendo! Yo hice mi plan y le pedí a Tom que me buscara a alguien para llevarlo a cabo y se ofreció él mismo.
Rhino: ¡Ya me lo imagino! -Rhino avanzó hacia Tom-. ¿Y cómo se le ocurrió esa idea para empezar? A _____ nunca le han preocupado cosas como ésa, así que, ¿quién le metió esa idea en la cabeza, Casanova?
Tu: ¡Llevo pensando en cosas como ésa desde que tenía catorce años, Rhino! ¡Y no fue idea de Tom, fue mía!
Hammer: Puede que te haya hecho creer que la idea fue tuya -dijo Hammer uniéndose a su hermano con los puños apretados-. Siempre hemos sabido lo mujeriego que es. Simplemente no pensábamos que iría a nuestras espaldas a seducir a nuestra hermana pequeña, ¿verdad, Rhino?
Rhino: Exacto. Supongo que tendremos que salir fuera y arreglar esto, Tom.
Tu: iDe ninguna manera! -dijo _____ apoyando cada una de sus manos en el voluminoso pecho de sus hermanos.
Tom: Puedo cuidar de mí mismo, _____ -dijo encogiéndose de hombros-. No tienes que protegerme de tus hermanos.
Rhino: De todas formas, ella no puede detenernos -dijo empujando a _____ con suavidad.
Tu: ¡Claro que puedo! -_____ se metió entre los hombres de nuevo-. Si le tocan un solo pelo de la cabeza, le contaré a mamá y papá la vez que cruzaron la frontera, se emborracharon de tequila y pasaron la noche en una comisaría de México.
Hammer: No me importa. No es para tanto.
Tu: ¿Y la vez que encontré marihuana en tu habitación, Hammer? -preguntó ella con dulzura.
Tom: ¿Tenías hierba en tu habitación? -intervino asombrado-. Nunca me lo contaste. Dios a tu padre le habría dado un infarto.

Hammer se sonrojó.

Hammer: Sólo di unas caladas y me mareó.
Tu: Eso es lo que le contaré a nuestros padres -dijo _____-. Estoy segura de que lo entenderán. Aunque podrían preguntarse qué pasó con el resto de los cigarrillos de marihuana, ya que encontré seis.

Hammer se sonrojó aún más.

CAP 60.-
Hammer: Los vendí en el colegio.

Rhino se dio la vuelta hacia él con los ojos como platos.

Rhino: ¿Que traficaste con marihuana? ¡Me dijiste que los habías arrojado al retrete!
Tim: ¿Quién arrojó al retrete qué? -preguntó entrando en ese momento por la puerta-. ¡Y qué pasa con la partida de dardos? Suzie me dijo que habías llamado, así que fui a buscar a Dozer y, cuando llegamos al Ore Can, nos dijeron que estaban aquí.
Dozer: Sí - entró tras su hermano-. ¿Vamos a jugar o no?
Rhino: Parece que aquí ya ha estado jugando alguien -dijo mirando a Tom con furia-. Este amigo nuestro ha estado jugando a los médicos con nuestra hermana todo el verano.
Dozer: ¿Qué? - miró a _____ antes de mirar a Tom-. _____, ¿es eso verdad? ¿Te ha hecho este chico...?
Tu: Fue una decisión mutua, así que no vayas a...
Dozer: Ya está - empezó a cruzar la habitación-. Está perdido.
Rhino: Espera, Dozer - agarró a su hermano por el brazo-. No es tan simple.
Tu: Es muy simple -intervino _____-. Soy yo la única culpable aquí, no Tom. ¡Yo le pedí que lo hiciera!
Dozer: ¿Y él no sabía pronunciar la palabra no?
Tu: ¡Yo no quería que dijera que no! ¡Quería experimentar el sexo por fin!

Tim se puso rojo.

Tim: ¡Dios, _____! ¿Y para qué tenías que hacer eso? Tendrás mucho tiempo para hacerlo cuando estés casada.
Tu: ¿Ah, sí? -_____ alzó la barbilla y miró a sus cuatro hermanos-. Y supongo que ustedes esperaron todos a estar casados, ¿verdad?
Rhino: Eso es diferente. Nosotros somos chicos.

_____ los miró furiosa.

Tu: ¡Eh! ¿Sabe alguno de ustedes lo que significa el concepto derechos de la mujer? No puedo creer que estemos casi en el siglo veintiuno y que todavía hagan esas afirmaciones desfasadas. En caso de que no lo hayans notado, las mujeres no son ya unas florecillas indefensas.
Hammer: ¡Eh, ya sabemos todo ese discurso! Ahora hay mujeres trabajando en las minas y conduciendo grandes camiones.
Tim: Las mujeres están por todas partes. Pero, maldita sea, _____. Tú eres nuestra hermana. No queríamos que te hicieran daño. Muchos chicos sólo quieren acostarse con las chicas y no están por el matrimonio.
Rhino: Lo que me recuerda un punto muy crítico - entrecerro los ojos para mirar a Tom-. ¿Cuáles son tus planes ahora que te has pasado el verano jugando con una jovencita inocente?
Tom: ¡Tengo veintiséis años, Rhino!
Rhino: ¡Eso es ser muy joven! -gritó.
Tim: No tan joven -intervino -. Yo tengo veintisiete.
Rhino: Ya nos estamos saliendo del tema - volvió a mirar a Tom-. ¿Cuáles son tus intenciones, Tom?

_____ sintió una oleada de pánico. No quería escuchar a Tom balbucear. Era mucho mejor sospechar que no la quería como esposa que oírselo decir.

Tu: ¡No hay planes, chicos! Nada. ¿Qué han olvidado que me voy a Nueva York dentro de un par de semanas? No estoy en situación de comprometerme en este momento. De hecho, Tom y yo teníamos un acuerdo desde el principio, ¿verdad, Tom?

Si _____ esperaba que la hubiera mirado con alivio o gratitud, sintió una decepción.
Los ojos almendras que habían estado cargados de tanta pasión poco antes, ahora estaban vacíos de toda expresión.

Tom: Sí, lo hicimos.
Hammer: Eso le iría muy bien al Casanova, seguro -murmuró antes de mirar a _____-. Y todavía digo que tú lo estás defendiendo aunque la idea fue de él. Probablemente pensara que este plan era demasiado goloso como para dejarlo escapar. Una chica que se va del pueblo a finales del verano, ¿Perfecto, verdad gran Tom?

El encogimiento de hombros de Tom le rompió el corazón a _____. O sea que sólo pensaba en su historia como un romance de verano. Divertido mientras durara.

Tu: Bueno, eso fue lo bueno para mí también -se obligó a decir con la garganta seca-. No podía permitirme una relación que me comprometiera cuando estaba a punto de irme.

Rhino la miró con intensidad.

Rhino: No me lo creo, _____.

CAP 61.-
Ella se cuadró de hombros.

Tu: Me da igual que lo creas o no. Es la verdad.
Dozer: Déjame aclarar esto -intervino -. Por una parte, tenemos a un tipo que ha estado haciendo de Romeo por toda la comarca desde que tenía quince años y por otra a una chica que ha vivido como una monja hasta los veintiséis años. ¿Qué...?
Tu: ¡Yo no he vivido como una monja por gusto! ¡Ustedes han espantado a todos mis pretendientes!
Rhino: ¡Eran todos terribles! -aseguró.
Dozer: La historia aquí es que, considerando que ella no tenía ninguna experiencia en esto, ¿quién se supone que controlaba la situación?
Tom: ¡Yo la controlaba!
Dozer: Muy improbable - avanzó de nuevo hacia Tom-. Y me muero de ganas de dar un par de puñetazos.
Hammer: Me parece un buen plan -lo secundó.
Rhino: Podríamos acabar con esto de una vez! -intervino.

_____ empezó a desesperarse. No podía dejar que sus hermanos le pegaran al hombre que amaba. Bajó la voz para lanzar su ultimátum.

Tu: Si hacen eso, habrán acabado conmigo para siempre.

Todos se volvieron con expresión de incredulidad.

Tu: Lo digo en serio. Ningún hermano mío va a colgar a un hombre inocente. Y Tom es inocente.
Dozer: ¡Ja! -exclamó.

Rhino se frotó la mandíbula y la miró.

Rhino: ¿Significa tanto él para ti, _____?

Atrapada. No había respuesta salvo la verdad. Lágrimas de frustración le empañaron los ojos.

Tu: ¡Sí, maldita sea!

Rhino asintió.

Rhino: Entonces quizá deberías quedarte en casa y casarte con él en vez de irte a Nueva York.

«Pero él no quiere», se moría ella por decir. Pero en vez de hacerlo, se tragó el nudo que tenía en la garganta y mintió:

Tu: El hecho de que alguien te importe y no quieras que le hagan daño no quiere decir que estés dispuesta a abandonar tu sueño.

Rhino la estudió un poco más.

Rhino: Bueno, supongo que eso lo deja todo aclarado. No podemos pegarle a Tom y hacer llorar a nuestra hermana, ¿verdad?
Tu: No pienso llorar. Simplemente no volvería a hablarles en la vida.

Tim frunció el ceño y se acercó a apoyar una mano sobre su hombro.

Tim: Pues pareces a punto de librar.

_____ lo miró con los ojos empañados.

Tu: Pues no lo haré.
Hammer: Tenemos otra cosa en qué pensar -dijo Hammer-. ¿Va a salir esta información de esta habitación?
Rhino: No - clavó la mirada en cada uno de sus hermanos con mirada intensa-. Nadie va a contar nada. Ni siquiera a nuestras mujeres, ¿entendido?

Todo el mundo asintió.
_____ los miró con el pecho oprimido. Quería que aquella escena acabara de una vez.

Tu: ¿No tienen una partida de dardos pendiente?

Hubo un momento de silencio. Por fin, Rhino lo rompió.

Rhino: Supongo que sí. Vamos, Tom.
Tom: Creo que pasaré, gracias.
Hammer: ¡Y un cuerno que vas a pasar! - lo agarró del brazo.
Dozer: No pensarás que vamos a dejarte aquí, ¿verdad? -intervino agarrándolo del otro.
Rhino: Lo dejaré más claro. A menos que _____ cambie de idea y decida casarse contigo, no quiero verte por esta casa de nuevo. Puede que nos hayas engañado todo el verano, pero los hermanos Lambert están de vuelta a su trabajo. Ahora vamos a jugar a los dardos.

_____ contempló con pesadumbre cómo escoltaban a Tom fuera de la casa.

Tu: Lo que he dicho lo he dicho en serio -dijo _____ cuando Dozer le pidió las llaves a Tom para conducir su furgoneta-. Si le ponen una mano encima y lo averiguo, lo pagaran.
Rhino: No le haremos daño, _____ -prometió antes de subir a su furgoneta-. Simplemente, no le dejaremos poner los pies en tu casa de nuevo.

CAP 62.-

Tom hubiera deseado que los hermanos Lambert hubieran empezado a vapulearlo en cuanto
desaparecieron de la vista de _____. Una bonita pelea hubiera sido mejor a lo que estaba pasando en el Ore Cart.
Se sentía abotargado, lo que era otra razón para preferir sentir algo, al menos saber que estaba vivo. Pero no la empezaría él. Debería sentir un profundo dolor por haber perdido a _____, pero el dolor no había empezado todavía.

Hammer: Te toca –dijo, que acababa de arrancar los dardos del tablero y se los pasó con las puntas hacia afuera.

Tom los tomó y miró a Hammer con estoicismo cuando una de las puntas se le clavó en la palma.

Hammer: ¡Ah! ¿Te clavé el dardo? Lo siento.
Tom: No te preocupes.
Dozer: Vigila donde pone los pies. Un tipo como él podría pasarse la raya para sacar ventaja.
Rhino: No dejo de vigilarlo.

Tom apretó la mandíbula y tiró los dardos. Sentía que los hermanos lo estaban probando, intentando que se desplomara, si los retaba empezando una pelea o abandonando el bar, habría perdido su amistad para siempre. Si se quedaba y aguantaba, con el tiempo lo perdonarían.
Por desgracia estaba empezando a ganar la partida. Tirar dardos le estaba sentando de maravilla, aunque hubiera preferido estar en un campo de fútbol.
A propósito, desafinó la puntería en el lanzamiento

Dozer: ¡Eh, playboy! -exclamó -. Estás perdiendo la concentración.
Rhino: No me extraña -se mofó - El chico tiene muchas cosas en la cabeza. No me extraña que lleve todo el verano perdiendo al póquer.
Tim: Todavía no puedo creerlo -esa vez fue Tim, que de todos los hermanos parecía más dolido que enfadado- No puedo creer que jugaras todos los miércoles con nosotros como si tal cosa.
Hammer: Te hace perder la confianza en los amigos, ¿verdad?

Esa vez fue Hammer el que soltó la pulla.
Tom tiró su último dardo en medio de la diana y se dio la vuelta para enfrentarse a los hermanos. Al mirarlos, le asaltó la pena. Nada volvería a ser lo mismo.

Tom: Lo siento -dijo con suavidad.

Ellos le devolvieron la mirada en silencio hasta que habló Tim.

Tim: ¿Te habrías casado con ella si no fuera a irse a Nueva York?

Tom no vio nada malo en decir ya la verdad.

Tom: Sí.

Rhino lanzó un bufido de impaciencia.

Rhino: Y entonces, ¿por qué diablos no haces que se quede?
Tom: No creo que pueda.
Rhino: Podrías -dijo -. Ella puede aparentar que es una de esas mujeres que se divierten con lo primero que encuentran y después se olvidan, pero no lo es. Siempre pensamos que se enamoraría hasta el alma del primer chico con el que hiciera el amor, porque no es del tipo de las que se toman el sexo con ligereza, por mucho que ella diga. Esa es la principal razón por la que la hemos estado protegiendo todo el tiempo. Podría quedar destrozada si cayera con el tipo equivocado.
Tom: Quizá yo sea el tipo equivocado.

Hammer apuró su jarra de cerveza y la posó en la barra con un fuerte golpe.

Hammer: Quizá. No creas que me vuelve loco tener a un mentiroso hijo de perra por cuñado.
Tim: No, él no nos ha mentido exactamente -lo defendió Tim.
Rhino: No, se trata más de traicionar la confianza de los amigos. Eso no es bueno, pero te digo que es probable que _____ haya perdido el corazón por ti. Creo que debes convencerla de que se quede en casa y se case contigo, Tom. Es la única solución -aseguró.

Tom consideró la idea y, por un instante, la esperanza brilló en su corazón. Sabía que _____ lo amaba. Si siquiera le hubiera dado una sola indicación de que realmente no quería ir a Nueva York... Pero no lo había hecho.
Dio un largo sorbo.



HELLOOOO!!! BUENO SIN MUCHO QUE DECIR, COMENTEN ... 2 O MAS Y AGREGO MAÑANA ... ADIOS :))

3 comentarios:

  1. xD pense que lo matarían jejeje

    pero bueno al final me sorprendieron las ideas que le dieron, esperemos que funcionen x3 raaawwr ya quiero saber que pasa, eso va de bien a mejor, espero el próximo capitulo :33

    espero que estes bien
    ciao ^w^/

    ResponderEliminar
  2. De la que se libro Tom!!
    Yo pense que lo masacrarian
    Ay Tom yaa confiesale tu amor .!!
    Siguelaa ;)

    ResponderEliminar
  3. Huyyy pensé q le caerían a golpes a Tom menos mal q no lo hicieron, hay Tom has todo lo posible para q (Tn) se quede y se case contigo pleasee ojala (Tn) no lo rechace y please Tom declarale tu amor x ella.. me encanto espero los próximos caps!!!

    ResponderEliminar